¿QUÉ ES UNA ACCIÓN?

Una acción es una unidad de propiedad en una empresa que se puede poner a la venta a inversores.

El valor total de la empresa se divide en unidades del mismo tamaño. Cada una de las unidades se conoce como acción. Para contextualizar esto, si una compañía vale 200 millones de dólares y emite 100 millones de acciones, cada acción tiene un valor de 2$, o 200 céntimos de dólar.

Cuando fluctúa el valor de la empresa, también lo hace el precio de sus acciones. Así, los inversores que compran acciones en una compañía tienen la esperanza de que aumente de valor, permitiéndoles vender las acciones a un precio mayor.

Las acciones también se conocen como títulos o valores.

¿POR QUÉ OFRECEN ACCIONES LAS EMPRESAS?

Al ‘introducir’ la empresa en bolsa mediante las acciones, permitiendo a los inversores comprar títulos  y ser propietarios del negocio, la junta directiva puede recaudar fondos para reinvertirlos en la compañía.

Si este dinero se aplica prudentemente para la expansión y la mejora, debería incrementar el precio de las acciones. Así, la compañía y sus inversores dependen considerablemente el uno del otro.

La salida a bolsa es también una forma de que el propietario de un negocio obtenga un beneficio, en particular si han creado la empresa desde cero. El inconveniente es que tienen que ceder su control exclusivo del negocio, rindiendo cuentas ante los accionistas.

¿POR QUÉ SE MUEVEN LOS PRECIOS DE LAS ACCIONES?

Los precios de las acciones pueden permanecer bastante estables durante meses, o moverse rápidamente. La medida en que fluctúa una acción se conoce como su volatilidad.

Existe una serie de factores que influyen sobre la volatilidad, uno de ellos es:

  • Oferta y demanda:
    Si hay más gente que quiera comprar una acción de la que la quiere vender, el precio subirá debido a que la acción está muy solicitada (en resumen, la ‘demanda’ supera la ‘oferta’). En cambio, si la oferta es mayor que la demanda, entonces el precio bajará.
  • Beneficios:
    Si los beneficios que consigue la empresa son mejores de lo esperado, el precio de las acciones generalmente aumenta. Si los beneficios decepcionan, es posible que el precio de las acciones baje.
  • Sentimiento:
    Tal vez sea el factor más complejo e importante del precio de una acción. Generalmente, los precios de las acciones reaccionan con más fuerza a las expectativas del rendimiento futuro de la compañía. Estas expectativas se construyen sobre una serie de factores, tales como los cambios en la legislación industrial, la confianza pública en el equipo directivo de la empresa o el estado general de la economía.

PRECIOS BID Y OFFER

En la operativa de acciones, el precio que usted paga si compra una acción se conoce como precio offer, y el precio que recibe si vende la acción se conoce como precio bid.

El precio offer siempre es mayor que el precio bid, por lo que corresponde a la bolsa de valores facilitar la compra y la venta coordinando estos dos precios.

La diferencia entre los precios bid y offer se conoce como spread u horquilla. El tamaño del spread es una medida bastante fiable de la liquidez de esa acción: cuanto más estrecho sea el diferencial, más líquida será la acción.