¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son monedas virtuales. Pueden ser intercambiadas y operadas como cualquier otra divisa tradicional, pero están fuera del control de los gobiernos e instituciones financieras.

Existe un gran número de criptodivisas disponibles, todas con sus propias características y aplicaciones. Las que tienen mayor capitalización de mercado son -al menos por ahora- una minoría, que incluye  , bitcoin cash, , litecoin, ripple y dash.

1507131054636

¿Divisa o materia prima?

Las criptomonedas pueden ser consideradas como una alternativa a las divisas tradicionales, pero en realidad fueron concebidas como una solución de pago completamente convencional. En estos momentos, bastantes tiendas aceptan criptomoneda como forma de pago.

Aunque es cierto que su validez como método de pago es fundamental para su valor, las criptomonedas habitualmente se parecen más a materias primas como el oro que al mercado de forex. Como las materias primas:

  • El valor de una criptomoneda no está vinculado exclusivamente al comportamiento de una economía concreta
  • Los cambios en los tipos de interés y el aumento en las reservas monetarias solo tienen un efecto indirecto en su valor
  • El valor de las criptomonedas depende del compromiso de los usuarios por mantener su precio al convertirlas a divisas tradicionales

Esto significa, al menos por ahora, que las criptodivisas son tratadas principalmente como una materia prima: una inversión cuyo retorno proviene de la especulación en torno a las subidas y bajadas en su valor.

¿Qué es minar criptomonedas?

Minar criptomonedas es el proceso a través del cual las transacciones de criptomoneda se verifican y se ofrecen nuevas unidades.

El objetivo de los mineros es recopilar las últimas transacciones en bloques (es decir, conjuntos de transacciones verificadas) y encontrar una solución a un complejo algoritmo. Haciendo esto se obtiene una recompensa: una cantidad fija de criptomoneda. Esta cantidad varía según la criptomoneda en la que se trabaje; la recompensa de bitcoin, por ejemplo, es actualmente de 12,5 bitcoins.

La solución a este algoritmo supone un proceso continuo y depende de los resultados de algoritmos anteriores para poder realizar el siguiente cálculo. Del mismo modo, la dificultad del algoritmo puede ser (y es) ajustada frecuentemente, con el fin de hacer que el trabajo de los mineros sea constante -y aunque la capacidad de procesamiento vaya mejorando. Esto se asemeja al ritmo al que materias primas como el oro entran en el mercado (de ahí el término ‘minar’).

El minero agrupa transacciones de criptomoneda nuevas en un “bloque”.

El bloque se codifica y se vincula a la cadena de bloques o blockchain existente.

El minero obtiene su recompensa, que puede inyectar directamente de nuevo en el mercado.

¿Qué es blockchain o cadena de bloques?

La blockchain o cadena de bloques es un libro digital compartido que registra todas las transacciones de una criptomoneda determinada entre dos partes. Estas transacciones forman agrupaciones conocidas como “bloques”, que a su vez se codifican y se vinculan unos a otros.

La información registrada en la cadena de bloques se almacena en millones de ordenadores y está abierta para todo el mundo, en lugar de almancenarse en un solo lugar. Esto hace que el proceso sea transparente e inmume a modificaciones, sin puntos débiles vulnerables al error humano o informático. Una vez que los datos son verificados, ya no pueden ser editados sin el consenso de la mayoría de la comunidad.

Tenga en cuenta que las criptomonedas es solo una de las diversas aplicaciones que utiliza la tecnología de bloques. Blockchain es principalmente una plataforma digital en la que se pueden crear todo tipo de programas (lo que incluye gestión de la identidad, software de seguridad y procesamiento de transacciones).

Criptomonedas: beneficios y riesgos

Beneficios

null

Visión global

Las criptomonedas son divisas globales, mucho menos susceptibles a la economía o políticas de un país concreto. Todo el mundo puede acceder a ellas y pueden transferirse instantáneamente a cualquier persona en cualquier lugar del mundo
null

Volatilidad

Las criptomonedas suelen experimentar significativos movimientos de precio de manera repentina. Esto las hace problemáticas como divisa pero muy interesantes por las oportunidades de trading que ofrecen
null

Visión global

Las criptomonedas están descentralizadas: no existe un mercado oficial, lo que significa que puede ser operadas 24 horas al día durante los siete días de la semana
null

Transparencia

Todas las transacciones se registran en un libro compartido y se operan sobre un mecanismo que asegura que al receptor solo le llegue la información que necesita del emisor (no todos sus datos)

Riesgos

null

Volatilidad

La volatilidad puede conllevar tanto riesgos como oportunidades: las grandes fluctuaciones de los precios pueden traer pérdidas de cientos de dólares durante la noche
null

Amplia aceptación

Las criptomonedas tienen el valor que se les quiera dar: a pesar de su creciente popularidad, aún hay dudas sobre su futuro a largo plazo
null

Pérdidas

No hay una manera perfecta de protegerse frente al error humano, el fallo técnico o el fraude -y no hay ningún sistema implantado para compensarle por sus pérdidas
null

Cambios regulatorios

Las criptomonedas están exentas de regulación por ahora, pero si se introducen nuevos mecanismos, muchas de sus ventajas sobre las divisas tradicionales pueden verse revertidas

Preguntas frecuentes

Un ICO (Initial Coin Offering en inglés) es la forma en la que los fundadores de una nueva criptomoneda obtienen capital (en forma de ether o bitcoin) para su proyecto, a cambio de tokens de su divisa. El proyecto puede estar destinado exclusivamente a su nueva criptomoneda o puede abarcar otras aplicaciones de blockchain.

Los ICO se están convirtiendo rápidamente en la forma preferida de lanzar una nueva criptodivisa al mercado. La esperanza está en que, si la nueva criptodivisa se convierte en el nuevo éxito, ya estará disponible. Son, sin embargo, una apuesta arriesgada: al contrario de lo que ocurre con compañías que cotizan en bolsa, las nuevas criptomonedas no están probadas en el mercado y no confieren derechos de propiedad. Esto hace que la inversión sea puramente especulativa.

Del mismo modo, los ICO no están regulados. Para evitar acabar enredado en asuntos legales, se presentan como tokens preventa, muy similar a una campaña en Kickstarter que ofrece beneficios a los primeros promotores.

Una bifurcación o fork es el proceso a través del cual una cadena de bloques -o libro de transacciones- se divide en dos. Ocurre cuando el software utilizado entre los mineros se desalinea. Los mineros de criptomonedas deben entonces decidir qué versión de la cadena hay que aceptar como válida y cuál habría que descartar.

Sí. Cuando invierte en criptomonedas, puede abrir una posición si el valor desciende, no solo cuando aumenta.

No es imposible, pero es poco probable que pase en el corto plazo. Hay varias razones por las que se necesita tiempo, entre ellas: 

  • Las criptomonedas aún no son aceptadas en todo el mundo, afectando tanto a individuos como a empresas
  • Son demasiado volátiles: los proveedores tendrían que revisar sus precios todos los días para ajustarse a las fluctuaciones de su valor
  • Una moneda virtual supondría una completa revisión de la actual infraestructura económica
  • Se tendría que planear una transición, para prevenir la redundancia de las divisas tradicionales y la pérdida de activos

Aún así, esta idea tiene varios beneficios:

  • No pueden ser manipulados como las divisas tradicionales, debido al registro de acceso público
  • Sin intermediarios, los costes son menores y se reducen los obstáculos en transacciones internacionales
  • Se prestan a una renta básica universal